mmi (18) (C) (C).jpg
  • Inicio

Bautismo en casos de urgencia

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)
"Yo te bautizo en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo"
 
Como el Bautismo es absolutamente necesario para la salvación, quien muere sin él, pierde el Cielo para siempre*.
 
Por lo tanto:
 
Primero. Los niños deben ser bautizados lo antes posible. Esto una obligación muy grave de los padres. ¡Qué responsabilidad para ellos si por su culpa y negligencia el niño llega a morir sin el bautismo! Resulta lamentable el caso de aquellos padres que demoran el bautismo por muchas semanas -o lo que es peor, ¡hasta meses!- por descuido o por razones secundarias como realizar una fiesta suntuosa, conseguir los recursos para ésta (una fiesta puede celebrarse aunque no coincida exactamente con el día de la ceremonia), esperar mucho tiempo para la presencia de alguno de los padrinos, etc. Los casos más patéticos son los de aquellos padres inconscientes que contaminados por los errores del liberalismo esperan a que su hijo sea adulto y elija si desea bautizarse, siendo que no esperan a que sea adulto para que elija alimentarse materialmente. Tanto el bien moral como el material debe siempre procurarse al infante sin esperar a que sea mayor de edad, siendo esto precisamente la principal responsabilidad de los padres que deben ver y decidir por ellos en tanto son menores. De otra manera, su hijo corre -durante años- el peligro de morir sin bautismo y no alcanzar la visión eterna de Dios. Además, si los padres no tienen la conciencia de lo importante que es este sacramento desde que el niño nace, menos la tendrá el hijo cuando crezca.  Dice San Pío X en su Catecismo Mayor: "Los padres y madres que por negligencia dejan morir a los hijos sin Bautismo pecan gravemente porque les privan de la vida eterna, y pecan también gravemente dilatando mucho el Bautismo, porque los exponen a morir sin haberlo recibido".

Segundo. En caso de necesidad, en peligro de muerte de quien no ha sido bautizado (menor o adulto**), cualquier persona puede y debe bautizar. Este es el motivo por el cual todos debemos saber bautizar.
 
Para bautizar (para efectuar el sacramento) hay que:
 
1) Tener la intención de  realizar lo que hace la Iglesia Católica 
 
2) Derramar agua natural sobre la cabeza, diciendo al mismo tiempo la siguiente fórmula, sin omitir ninguna palabra:
 
“Yo te bautizo en el nombre del Padre y del Hijo del Espíritu Santo”.

Ponemos con rojo algunas palabras que por error fácilmente pueden llegar a omitirse.
.
No hay que pronunciar las palabras primero, y luego derramar el agua, ni derramar el agua primero, y luego pronunciar las palabras, sino que es necesario que las dos cosas se hagan al mismo tiempo. El agua debe correr por la piel y no solamente sobre los cabellos.

Una vez realizado lo anterior, el sacramento se ha realizado. El catecúmeno ha quedado bautizado y sin pecado original.

Pasado el peligro de muerte, deberá ser llevado el bautizado a su parroquia para que un sacerdote complemente las demás ceremonias.

 
ABUSOS RELATIVOS AL BAUTISMO:
 
Según el espíritu de la Iglesia, los padres solamente deben escoger como padrino y madrina a buenos cristianos. En caso de urgencia por peligro de muerte no es indispensable la presencia de padrinos.
 
Quedan excluidos de esta función, además de los acatólicos, aquellos a quienes se deben negar públicamente los sacramentos, como los concubinarios, los divorciados, casados por lo civil y demás pecadores públicos.
 
Se debe elegir un nombre (para el bautizado) de un santo católico para que sea su protector e intercesor en el Cielo.

*Nota1: En otro tema hablaremos de los tres tipos de bautismo: agua, sangre y deseo. Cualquiera de ellos puede llevarnos al Cielo, como explica San Pío X en su Catecismo Mayor: "La falta del Bautismo (de agua) puede suplirse con el martirio, que se llama Bautismo de sangre, o con un acto de perfecto amor de Dios o de contrición que vaya junto con el deseo al menos implícito del Bautismo, y este se llama Bautismo de deseo". .

**Nota2: El bautismo de adultos requiere el consentimiento de los mismos, pues no debe realizarse contra su voluntad. Antes del mismo -quien va a ser bautizado- realizará piadosamente un acto de contrición y propósito de enmienda (puede rezar para ello un "Señor mío Jesucristo"). Si el paciente está muy débil podrá ayudarlo o rezarlo por él (pidiendo que lo siga en su interior) quien lo va a bautizar u otra persona.

Nota3: Si alguien -bebé, niño o adulto- está declarado clínicamente muerto (para la ciencia) y no había sido bautizado, como no se sabe el instante preciso de la separación del alma del cuerpo (a menos que el cuerpo ya esté en descomposición), puede ser bautizado CONDICIONALMENTE (cuando se conoce que lo habría pedido o se sabe que no se va contra su voluntad en caso del adulto) de la siguiente manera: "Si vives, yo te bautizo en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo" vertiendo SIMULTÁNEAMENTE el agua sobre su cabeza, como ya se explicó arriba.

 Imprimir  Correo electrónico

La Santísima Trinidad

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

"Todo el que niega al Hijo, tampoco tiene al Padre. El que confiesa al Hijo tiene también al Padre".(1ª Jn. 2, 23) "El que REHÚSA creer en el Hijo no verá la vida, sino que está sobre él la cólera de Dios" (Jn 3, 36).

Ciertamente la Santísima Trinidad es un grande y verdadero misterio. Dios lo ha revelado a los hombres y por venir de quien viene esa enseñanza es digna de crédito. No lo podemos comprender con el limitado alcance de nuestra razón, pero no se opone a ella. Sabemos que, hasta la plenitud de los tiempos, la Sabiduría misma lo reveló al hombre: cuando el Hijo de Dios apareció sobre la tierra. Es algo sobrenatural que no es contrario a la razón, pero que es un misterio, porque excede a nuestra capacidad de comprensión.

Un solo Dios verdadero en tres personas distintas. NO tres manifestaciones de una sola persona. Tres personas distintas, un Dios único. "Veneramos un solo Dios en la Trinidad y a la Trinidad en la unidad sin confundir las personas ni separar las sustancias" (1). No son tres dioses, es un Dios único. La unicidad de Dios no es más importante que la Trinidad, ni la Trinidad más importante que la unicidad.

Como expresa el Concilio de Toledo (447): "Que el Padre no es el mismo que el Hijo, sino que tiene un Hijo que no es Padre. Que el Hijo no es el Padre, sino que es el Hijo de Dios por naturaleza, que es de la naturaleza del Padre. Que existe también el Espíritu Paráclito, que no es el Padre mismo ni el Hijo, sino que procede del Padre y del Hijo...Si alguno dijere y (o) creyere que Dios Padre es el mismo Hijo o el Paráclito, sea anatema. Si alguno dijere y (o) creyere que Dios Hijo (el Hijo de Dios) es el mismo Padre o el Paráclito, sea anatema. Si alguno dijere y (o) creyere que el Espíritu Paráclito es el Padre o el Hijo, sea anatema"(Denz. 19 a 24).

Luego en Dios NO SE DA la trinidad, sino que un sólo Dios ES la Trinidad, como enseña en el año 675 el IX Concilio de Toledo (Denz. 278). El Concilio de Reims proclama en el año 1148:"Cuando hablamos de las tres personas...confesamos que son un solo Dios, UNA SOLA DIVINA SUSTANCIA...el mismo solo Dios y la sola sustancia ES tres personas". Las tres personas son consustanciales, son una sola sustancia, pero a la vez son tres personas distintas. Las tres personas son UNA esencia y UNA sustancia. La divinidad no sufre mengua en cada una ni aumenta en las tres.

En el Trisagio manifestamos nuestra fe en las distintas personas de la Trinidad cuando rezamos: "Santo, Santo, Santo, Señor Dios de los ejércitos...". En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo fuimos bautizados, en su nombre fuimos confirmados y también en su nombre se nos perdonan los pecados. En el Credo proclamamos nuestra fe en el Dios UNO Y TRINO. No solo UNO y no solo TRINO, sino a la vez TRINO Y UNO.

LOS JUDÍOS ACTUALES YA NO CREEN NI ORAN AL VERDADERO DIOS

Debemos confesar que el Dios-Uno del Antiguo Testamento y el Dios-Trino revelado como tal en el nuevo testamento, es el mismo Dios. Nuestro monoteísmo difiere del de los actuales judíos, porque el monoteísmo judío actual es fundamentalmente ANTITRINITARIO. Al no reconocer y no recibir a Cristo como el Mesías, no reconocen a Dios PADRE como una persona de la Sma Trinidad, al que Jesús siempre invocó; no reconocen al HIJO del que el mismo Padre eterno dio testimonio de Él en el Bautismo y en la Transfiguración, ni reconocen al Espíritu Santo que es Dios, como lo manifestó repetidamente Jesús, ya que a Cristo no le creen, no le dan crédito como Mesías, ni lo reconocen como su Redentor. Luego su monoteísmo es radicalmente ANTITRINITARIO (podríamos decir que creen en un solo Dios en una sola persona). Uno es nuestro monoteísmo que reconoce como verdad fundamental, revelada por Dios mismo, al Dios UNO y TRINO y otro el actual monoteísmo judío que NO QUIERE reconocer esa revelación divina, revelación que vino a manifestar toda la verdad magnífica de este misterio, y la desconoce por no haber aceptado al verdadero Mesías: la piedra angular, el Camino de salvación, la única Verdad, la Vida que nos da la vida eterna.

Dice la Sagrada Escritura: "Todo el que niega al Hijo, tampoco tiene al Padre. El que confiesa al Hijo tiene también al Padre".(1ª Jn. 2, 23) "El que REHÚSA creer en el Hijo no verá la vida, sino que está sobre él la cólera de Dios" (Jn 3, 36). Ésta es la palabra de Dios, del Dios uno y trino.
(1) "Símbolo Atanasiano" (Denz. 39).

 Imprimir  Correo electrónico

La semilla que cae en buena tierra

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)


En el Evangelio (Mt 13, 1-23) escuchamos que Jesús se sentó junto al mar y se le acercó tanta gente para oír su palabra que hubo de subirse a una barca para hablarles desde ella. Y comenzó a enseñarles: Salió un sembrador a sembrar, y la semilla cayó en tierra muy desigual, produciendo frutos muy diversos en calidad y en cantidad.

 
Podemos meditar esta parábola desde una doble perspectiva. La semilla que se siembra y el terreno que acoge dicha semilla. Qué representan la semilla y los diversos tipos de tierra y que aplicación debemos hacer a nuestra vida cristiana.
 
No olvidemos que Jesús llama a entrar en el Reino a través de las parábolas, rasgo típico de su enseñanza. Por medio de ellas invita, pero exige también una elección radical para alcanzar el Reino, es necesario darlo todo; las palabras no bastan, hacen falta obras. Las parábolas son como un espejo para el hombre: ¿acoge la palabra como un suelo duro o como una buena tierra? ¿Qué hace con los talentos recibidos (cf. Mt 25, 14-30)?. Las palabras de Jesús nos muestran con toda fuerza la responsabilidad que tiene el hombre de disponerse para aceptar y corresponder a la gracia de Dios.
 
I. “Este sembrador es el Hijo de Dios, que ha venido a sembrar entre los pueblos la palabra de su Padre” (San Jerónimo). “Muchas veces y de muchas maneras habló Dios antiguamente a nuestros antepasados por medio de los profetas, ahora en este momento final nos ha hablado por medio del Hijo” (Heb 1, 1-2).
 
En efecto, Dios ha hablado. Por amor, se ha revelado y se ha entregado al hombre. De este modo da una respuesta definitiva y sobreabundante a las cuestiones que el hombre se plantea sobre el sentido y la finalidad de su vida.
 
Más allá del testimonio que Dios da de sí mismo en las cosas creadas, se manifestó a nuestros primeros padres. Más tarde, eligió a Abraham y selló una alianza con él y su descendencia. De él formó a su pueblo, al que reveló su ley por medio de Moisés y preparó por los profetas para acoger la salvación destinada a toda la humanidad.
 
Dios se ha revelado plenamente enviando a su propio Hijo, en quien ha establecido su alianza para siempre. El Hijo es la Palabra definitiva del Padre, de manera que no habrá ya otra Revelación después de El (CATIC, 50-73). Pero el mismo Jesús dice a los Apóstoles: “Quien a vosotros oye, a mí me oye; quien a vosotros desprecia, a mí me desprecia; y quien a mí me desprecia, desprecia al que me ha enviado” (Lc 10, 13-16). Por eso “sabemos las verdades que Dios ha revelado por medio de la santa Iglesia, que es infalible: esto es, por medio del Papa, sucesor de San Pedro, y por medio de los Obispos, sucesores de los Apóstoles, los cuales fueron, enseñados por el mismo Jesucristo” (Catecismo Mayor).
 
II. La respuesta adecuada a la revelación de Dios es la fe del hombre. Obedecer ("ob-audire") en la fe, es someterse libremente a la palabra escuchada, porque su verdad está garantizada por Dios, la Verdad misma. La fe es una gracia, pero también un acto humano
 
“No es culpable el sembrador de que se pierda la mayor parte de la siembra, sino la tierra que la recibe, es decir, el alma, porque el sembrador, al cumplir su misión, no distingue al rico ni al pobre, ni al sabio ni al ignorante, sino que habla indistintamente a todos, en previsión, sin embargo, de lo que había de resultar” (San Juan Crisóstomo, homiliae in Matthaeum, 44,3).
 
* * *
 
Dios cuenta con el buen uso de la libertad y la personal correspondencia de cada uno de nosotros. Espera que seamos un buen terreno que acoja su palabra y dé frutos: “Lo único que nos importa es no ser camino, ni pedregal, ni cardos, sino tierra buena” (San Juan Crisóstomo, ibid.).
 
A su vez, si queremos y somos dóciles, el Señor está dispuesto a cambiar en nosotros todo lo que sea necesario para transformarnos en tierra buena y fértil. Hasta lo más profundo de nuestro ser, el corazón, puede verse renovado si nos dejamos arrastrar por la gracia de Dios, siempre tan abundante.
 
Examinemos si estamos correspondiendo a las gracias que el Señor nos está dando, si aplicamos el examen de conciencia y la Confesión frecuente. Si preparamos el alma para recibir las inspiraciones de Dios...
 
Y para ello acudimos a los méritos y la intercesión de la Virgen María, que acogió a la palabra de Dios en sus entrañas purísimas y la meditaba en su corazón, y a la de todos los santos que –a lo largo de los siglos- han sido transformados por su correspondencia a la gracia divina.
 
P. Ángel David Martín R.

 Imprimir  Correo electrónico

Noticias de la Iglesia Católica

¿A quien creer? ¿Existe un Islam moderado, tolerante, respetuoso con los derechos humanos, especialmente con la libertad religiosa y otro Islam represivo, intolerante, coactivo, amenazante? La respuesta la vemos cada día: son una minoría la que se dedica a matar...
Read more...
En la anterior entrada, un comentarista nos recomienda amablemente "matizar el juicio" en relación al Islam. Aceptamos el consejo, aunque no sin sujetarlo también a oportunos matices y distinciones. La matización corresponde, al fin de cuentas, al arte intelectual del...
Read more...
LIMA, 30 Ago. 14 (ACI).- Hoy 30 de agosto, se celebra -en Perú y América- la Fiesta de Santa Rosa de Lima, patrona de las Américas, Indias y Filipinas. Ella solía decir: “Cuando servimos a los pobres y a...
Read more...
Siempre que pensamos que hemos tocado fondo nos equivocamos. Después de Vincent Peillon [ministro de Educación entre 2012 y 2014] y su religión laica, después de Benoît Hamon [ministro de Educación entre abril y agosto de 2014] que fielmente ponía...
Read more...
DE LA DOCTRINA CRISTIANA Y DE SUS PARTES PRINCIPALES PARTE CUARTA De los Sacramentos CAPÍTULO IX Del Matrimonio 3º. Condiciones e impedimentos 844. ¿Qué es necesario para contraer válidamente el matrimonio cristiano? Para contraer válidamente el matrimonio cristiano es necesario...
Read more...
Uno de los rasgos de este neocatolicismo es su umbandización: la religión prescinde del dogma y la moral y se funda en imágenes y sentimientos.El neocatolicismo argento debe ser la única religión del mundo que no tiene ningún tipo de...
Read more...
En la historia de la piedad mariana aparece la devoción a diversos escapularios, entre los que destaca el de la Virgen del Carmen. Su difusión es verdaderamente universal y como ejercicio de piedad ha sido recomendado a lo largo de los siglos por...
Read more...
El recambio
EX ORBE 28-08-2014 22:35
La crisis postconciliar general que arruina a la Iglesia se mantiene y no termina por las, a su vez, crisis particulares postconciliares de elementos, sectores e instituciones eclesiales. La Jerarquía es una de las más afectadas, una debilidad especialmente perceptible...
Read more...
La Santa Misa tradicional llega a Mississippi, único estado norteamericano donde aún no se celebraba. En 2014,Monseñor Joseph R. Kopacz, fue ordenado obispo e instalado como Obispo de la diócesis de Jackson. El nuevo prelado, en cooperación con Una Voce Mississippi,...
Read more...
Mateo 13, 44-46. Fiesta Sta. Rosa de Lima. El problema no es buscar el tesoro, sino saber dónde se encuentran los tesoros que Dios ha preparado para nuestra vida.
Read more...